Quienes somos

Corre el año 1925 cuando Antonio Goldaracena, tras varios años de aprendizaje con grandes maestros del arte de la tipografía por varias ciudades como Pamplona y Madrid, decide cumplir su sueño y funda esta emblemática imprenta familiar, actualmente regentada por la tercera generación de esta saga de impresores.

Imprenta Goldaracena se establece el 19 de marzo de 1925 en los locales situados en Avenida Sangüesa, 7 de Tafalla (Navarra) en los que continúa a día de hoy.

Muchos fueron los contratiempos a los que tuvo que hacer frente para llevar a cabo este proyecto al que con gran pasión y entrega Antonio dedicó su vida.  Un ejempo de ello es la gran riada que en el año 1.943 aconteció en Tafalla y que inundó el local y se llevó todos los muebles y la maquinaria dejando tras de sí un panorama desolador.
Su gran pasión por este oficio y su buen gusto para el arte de imprimir fueron su motivación para reimpulsar este negocio .

Supo inculcar su amor por el papel y la tinta a sus hijos Félix y Antonio, quienes pasados unos años se incorporan al negocio. Con esfuerzo y tesón apoyan y trabajan en este proyecto contribuyendo así  al buen asentamiento de la empresa en la comarca.

Con la llegada de la tercera generación es cuando se ve reforzado y realzado el potencial de esta imprenta tafallesa. La obligada fusión entre tradición y modernidad propicia una adaptación a los nuevos tiempos generando una importante inversión en maquinaria y una nueva ampliación de sus locales contribuyendo así a situar a Imprenta Goldaracena como una de las imprentas a la cabeza del sector de las Artes Gráficas en Navarra, consolidándose como referencia para clientes, comarcales y nacionales.

Como empresa familiar que somos, conocemos y valoramos la importancia de ofrecer a nuestra clientela un trato cercano y personalizado, así como de un buen asesoramiento en función de sus necesidades.